jueves, 8 de octubre de 2009

El motor inmóvil

Motor inmóvil: no es lo mismo que primer motor en el tiempo. Tampoco es creador. Para explicar cambio hace falta suponer que algo actual es LOGICAMENTE anterior a cualquier cosa potencial. El motor inmóvil no es causa eficiente en el sentido de ejercer poder o fuerza o influencia como expresión de una VOLUNTAD. Tales actos implicarían potencialidad, como cuando se dice que dios “quiso” crear el mundo. Lo cual significaría que, antes de que dios creara al mundo, dios era potencialmente capaz de crearlo.

Aristóteles no concibió al motor inmóvil como un ser que piensa o que establece propósitos para el mundo. El motor inmóvil no conoce nada, precisamente porque no es un tipo de ser sino una forma de explicar el cambio y el movimiento. Toda la naturaleza busca desarrollar sus entelequias, buscando perfeccionar sus posibilidades y su finalidad, para llegar a ser un árbol perfecto, una población perfecta. La suma de todas estas aspiraciones o tendencias constituye el proceso del mundo mismo, de manera que podemos afirmar que toda la realidad está en proceso de cambio, moviéndose de sus potencialidades y posibilidades a sus actualizaciones o actualidades. La noción de motor inmóvil le permite a Aristóteles explicar estos procesos de cambios teleológicos, en tanto principio eterno del movimiento porque es actualidad pura. Este motor sería la causa final del cosmos, como una especie de forma del mundo que lo orienta a su finalidad perfecta. El motor inmóvil sería una comprensión pura, un nous puro, se trata de una divinidad inmanente que no se mezcla en los asuntos humanos y posibilitando que el mundo sea inteligible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada